Wednesday, June 14, 2006

Se resquebraja poderío de la Sección 22: investigadores

Su dirigente, Enrique Rueda Pacheco, enfrenta acusaciones de corrupción

Alejandro Suverza y Genaro Altamirano
El Universal
Viernes 09 de junio de 2006

OAXACA, Oax.- Dicen que nada tiene que ver con una estructura piramidal, como las de cualquier sindicato mexicano. Aquí las bases también mandan. Lo que se aprueba en asamblea estatal, se somete abajo y vuelve a subir. Aseguran que es la única organización con capacidad para mover a más de 50 mil personas en unos días.

Está agrupada por regiones y coordinadoras de base por delegación, que vigilan y coadyuvan al unísono. Algunos le llaman la "democracia basista", mas en el pecado lleva penitencia, pues cuando alguno de sus integrantes no acata lo acordado, es excluido, perseguido y sancionado económicamente.

Es la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE). Durante 26 años, cada mayo se posa en pleno centro de Oaxaca para arrojar pliegos petitorios con demandas para el alumnado, paquetes escolares, uniformes y un programa de calzado para los estudiantes. Hoy, de nuevo, está aquí.

Expertos en movimientos sociales del Instituto de Investigaciones Sociológicas de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, aseguran que es la organización sindical más poderosa de México.

"Es un sindicato que ha dado resultados económicos para agremiados y estudiantes", dice el investigador Víctor Martínez. "Es una organización que está en un proceso de descomposición política porque hay grupos con intereses muy particulares, señala el investigador Víctor Leonel Juan.

Según el gobierno estatal, el magisterio oaxaqueño cuenta con 105 días de aguinaldo. Sus salarios van de los 5 mil a los 8 mil pesos al mes. Pero su forma de conseguir beneficios mantiene en jaque a Oaxaca, ante un gobernador que no da la cara y la inconformidad de la población. Sin embargo, hoy la figura de la sección 22 está en duda y su líder, Enrique Rueda Pacheco, es señalado como corrupto.

Pruebas documentales

Documentos en poder de este diario, muestran la entrega de un cheque por 50 mil pesos pagado por el gobierno local a su cuñada Mercedes Edith Croda, para "apoyo económico a expresiones políticas de Oaxaca". Por un lado se documenta la corrupción, pero también la estrategia del gobierno actual de comprar a líderes. Igual, existen dos documentos oficiales que describen la compra de dos autos Jetta: uno para la profesora Alma Delia Santiago, actual secretaria técnica seccional, y el otro para el propio Enrique Rueda.

La sección 22 oaxaqueña nace en 1980 con Vanguardia Revolucionaria (VR), agrupación que no gozaba de buen crédito, a cuyo frente estaba el líder informal del SNTE y cacique magisterial, Carlos Jongitud Barrios. Surge un 1 de mayo para demandar el pago de salarios atrasados. El fondo político, dice Víctor Martínez, era extirpar de Oaxaca al delegado de la Secretaría de Educación Pública, Hernán Morales Medina, incondicional de Jongitud.

La sección rebasó a sus líderes y crea una nueva representación encabezada por el profesor Pedro Martínez Noriega, no reconocido oficialmente. En junio de 1980, más de 20 mil maestros marcharon a la ciudad de México para exigir reconozcan a su nuevo líder. Fernando Gutiérrez Barrios, a la sazón secretario de Gobernación, reconoce a la sección 22, pero no como comité ejecutivo, sino comisión ejecutiva.

Tres años después, con las elecciones del Comité Ejecutivo Nacional, éste no le concedió al magisterio oaxaqueño su convocatoria para participar en la elección. Por 10 años, los profesores del llamado Movimiento Magisterial Democrático, luchan. Realizan huelgas de hambre, marchas y brigadas en el país. Se enfrentan con VR.

Cede Jongitud

Víctor Martínez lo relató en su texto No que no, sí que sí. Decía que en octubre de 1986, el grupo de Jongitud cercó la sede de la sección oaxaqueña con decenas de maestros integrantes del nuevo grupo, incluyendo a su dirigente Pedro Martínez. El gobierno interviene y los rehenes son sacados por la azotea. Era la derrota de Jongitud; cedía ante una fuerza mayoritaria que rechazaba su control. La sección 22 comenzaba a mostrar su poderío organizativo. El investigador Víctor Martínez, llamó a este episodio "la etapa heroica".

"No hay un movimiento que se haya podido mantener con tal capacidad de movilización. Es la única organización que no se somete a ningún partido y moviliza gente. Es una democracia basista que surge ante la crisis del sindicalismo", añade.

"No hay otras expresiones donde el sindicato sea su propio patrón y la sección 22 lo es. Su papel se ha puesto en duda porque en sus inicios enarbolaba demandas sociales y luchas contra el charrismo y el nepotismo, síntomas que ahora se pueden aplicar en ellos mismos. Algo más, ellos dicen que les preocupa la educación y aquí en Oaxaca no sólo no se ha mantenido el nivel educativo, sino ha bajado", dice el investigador Víctor Leonel Juan.

La sección 22 está dividida hoy en dos grupos que se reparten seis corrientes. Tres contra el líder y otros tres de su lado. Disidentes entrevistados lo acusan de corrupto. Comenzó la fractura. Ahora se filtró que la asamblea de ayer, por ejemplo, lo agredió verbalmente porque lo consideran un vendido.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home